Top
Arte y culturaColaboracionesIniciativa femeninaMujeres creadoras

Alejandra Aragón: ser mujer, fotoperiodista y vivir en la frontera

Colaboración de @EveryDayLaFrontera / Por Alejandra Álvarez

Ser mujer, ser fotoperiodista y vivir en la frontera, tres características peculiares que abarcan la visión fotográfica de Alejandra Aragón y que a lo largo del tiempo han colaborado para formar su visión del mundo.

La misma Alejandra afirma no saber todavía cómo clasificar su trabajo, en el que mezcla corrientes y estilos. Dice que hay algo de la estética Deadpan en sus retratos inexpresivos y algunas escenas de espacios pero también es intimista, usa archivos para resignificarlos, retoma imágenes de Internet y recurre a medios análogos.

Su interés es usar la imagen fotográfica como medio para acercarse al mundo social y vincularlo con la experiencia personal con un afán de materializar el precepto feminista de que lo personal es lo político.

“Desde lo personal y colectivo, lo histórico y lo sensible exploro los vínculos entre la violencia, la memoria, la vida nocturna y la experiencia de mujeres; tratando de comprender cómo estas constituyen los imaginarios e identidades de esta frontera”.

Ser fotógrafa en Ciudad Juárez representa muchos retos pero también una fórmula para plasmar el contexto que envuelve el ambiente fronterizo en esta zona. Las composiciones de Alejandra visibilizan cómo esta violencia trastoca todos los aspectos de nuestras vidas y de qué manera nos llegamos a sobreponer a ella, especialmente las mujeres.

De las series fotográficas que ha producido, Alejandra considera que “La Guerra”, es la que siente más cercana; es una serie que integró luego de revisar su propio archivo y darse cuenta de que inconscientemente, estaba documentando un periodo histórico fuerte y violento desde una perspectiva muy personal y cotidiana.

La Guerra es el periodo entre los años 2008 al 2012 cuando Ciudad Juárez se convirtió en el escenario macabro de las necro políticas llevadas a cabo por el estado mexicano tras la declaración bélica del entonces presidente Felipe Calderón contra el narcotráfico.

La campaña que militarizó y colocó a la ciudad bajo “estado de excepción” en el marco del Conjunto Operativo Chihuahua nos llevó a ser catalogados como la ciudad más violenta del mundo con más de 300 homicidios mensuales en el 2010. Esta supuesta lucha contra el narcotráfico, terminó siendo una simple reestructuración de las fuerzas y exterminio masivo de narcotraficantes e inocentes.

“Me di cuenta de cómo la violencia atraviesa todos los aspectos de la vida y que esta perspectiva era tan valiosa como la de los grandes sucesos, sin menospreciar en lo absoluto el horror y el dolor de quienes han sufrido las consecuencias mucho más graves de esta guerra”.

Alejandra Aragón. (1) (2) y (3) Serie Ecos del Desierto. (4) Serie A la Juárez.

El proyecto de “Las Noches Invisibles” también es uno de sus preferidos, una serie que aborda los estigmas en torno a la noche y la mujer en Ciudad Juárez. Se trata de un proyecto multidisciplinario resultado de una investigación que toma como referencia el estudio “Mujeres Antros y Estigmas en la Noche Juarense”, de Jorge Balderas Domínguez (2002), en el que se explora la noche fronteriza desde lo estético, histórico, antropológico y sociológico.

En esta serie Alejandra tuvo la oportunidad de entrevistar a dos mujeres obreras, Brenda y Cristina.

“Ellas me mostraron cómo ven la vida y me enseñaron muchísimo de la experiencia de ser mujer en una ciudad como Juárez a través de distintas generaciones y a través del trabajo que han desempeñado en la vida, muy juzgado y menospreciado socialmente”.

La discriminación a la mujer abarca muchos campos, incluido el fotoperiodismo. Para Alejandra se trata de un terreno difícil ante las circunstancias en las que se ejerce la profesión en México. Ya que se trata de un campo dominado por el hombre, a las complicadas condiciones del entorno se suman prácticas paternalistas, discriminatorias, sexismo y relaciones de poder en lo laboral.

Tuve un par de experiencias con batos que son considerados gurús en su oficio, la foto fija y el video. Era una morrita ingenua que pensaba que era la única manera de acceder a ese conocimiento. Cuando me negué a favores sexuales o afectivos, me retiraron su apoyo…

En este escenario, la práctica autodidacta y la formación universitaria formalizaron su aprendizaje. Hoy Alejandra cuenta con un valioso registro fotográfico, que en parte se debe a su capacidad de observar el entorno, escuchar a la gente y dominar un proceso creativo propio.

“Soy aventada, creo que para hacer fotografía tienes que dominar la timidez, el miedo y aprender a ser muy paciente”.

Alejandra Aragón. (1) (2) y (3) Serie Ecos del Desierto. (4) Serie A la Juárez.

Alejandra Aragón es originaria de Ciudad Juárez, Chihuahua. Es Licenciada en Administración y Artes Visuales por la UACJ. Ha participado en exposiciones y publicaciones en México y Estados Unidos. Obtuvo la Beca de Estímulos a la Creación David Alfaro Siqueiros en 2011. Formó parte de la Bienal Internacional de Arte Visual Universitario en 2013 y de la Plataforma de fotógrafos emergentes del Centro de la Imagen en el 2017. Su trabajo audiovisual ha sido parte de festivales fronterizos y nacionales. Actualmente se desempeña como periodista independiente.

Ale Aragón (@aleprendelaluz)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compartidos