Top
Feminismo

La autoestima, el amor propio y de pareja

Es común que antes de pensar en cómo querernos a nosotras mismas, busquemos el amor de otros, y la realidad es que el amor propio es primordial tengamos o no pareja.

Hay muchos factores que afectan en nuestra autoestima, y por la importancia del tema, contactamos a una experta, la psicóloga Ana Lagarda, terapeuta familiar.


Fomentar nuestra autoestima es sumamente importante para un estilo de vida saludable personal, tanto física como emocionalmente, además de que favorece relaciones de pareja y familiares, basadas en el respeto, y en un plano de igualdad”.

Así, el primer paso será ver por nuestra integridad y valor, una situación que entendemos es difícil aún más en el caso de las mujeres, pues culturalmente se nos enseña a agradar a los demás y dejar de lado nuestras propias necesidades o intereses.

Ana Lagarda nos explica: no es algo con que se nazca, sino que son habilidades que se aprenden con las figuras significativas, principalmente de nuestros padres, así como de la sociedad.

Y en lo anterior es donde puede haber un problema al vivir inmersos en un ciclo de desigualdad de género, injusticias y otros problemas sociales.

“Nuestras experiencias y formas de crianza puede que no hayan favorecido el ejercicio de esta habilidad, pero en un sentido más positivo, al ser habilidades sociales nos puede pintar un panorama con mayor esperanza.

Pasa la voz y empodera a otras mujeres. Trabajemos por darles a las niñas fuertes referentes de amor propio.

Al hacernos conscientes de nuestro estado, podemos potencializar lo que nos favorezca, así como detectar áreas de oportunidad, hacernos responsables, cerrar círculos de ser necesario, y entrenarnos en nuevas formas saludables de acción y de reacción, que  atiendan a nuestro bienestar”, destacó.

Es difícil, pero la esperanza existe. Y como remuneración de ese esfuerzo por romper los ciclos destructivos, tendremos poco a poco mayor bienestar.

“Si no nos hacemos responsables de nuestra autoestima, comenzamos a perder la confianza en nosotras mismas, y a actuar por complacer a los demás, o por aceptación”.

De esta manera, la autoestima se refuerza en sí misma cuando tenemos límites saludables, fortalecemos nuestra confianza en nosotras mismas y potencializamos nuestro bienestar y la eficiencia en lo que realizamos.

Cuando el caso es contrario, no ponemos límites saludables en nuestra forma de socializar con nosotras y con quienes los rodean, pudiendo llevar a relaciones violentas o conflictivas.

El tema es amplio y queremos darle la importancia que se merece. Este artículo corresponde a la primera parte de una miniserie sobre autoestima, por lo que próximamente hablaremos de qué manera se relaciona una baja autoestima con una relación no saludable y consejos para tratar de acabar con este problema.

Por lo pronto, te pedimos intentar sentirte más libre, más segura y más respaldada: juntas podemos crear redes para apoyarnos entre nosotras.


  • Ana Lagarda es licenciada en psicología clínica, maestra en terapia familiar, además es facilitadora de grupos de reflexión para mujeres.
  • ¿Necesitas apoyo? Contáctala en ana_lagarda@hotmail.com

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compartidos