Top
Feminismo

Recomendaciones para el autocuidado  

Sabemos que una buena autoestima puede ayudarnos a vivir mejor, pero ¿cómo podemos potenciarla? La psicóloga Ana Lagarda nos ha explicado que por ser una habilidad existen acciones que nos pueden ayudar a esto.

Muchas veces, la violencia más fuerte es la que ejercemos contra nosotras mismas, puntualizó, y una forma de hacerlo son los descuidos que vamos permitiendo. Es importante comenzar a identificar los descuidos que ejercemos hacia nosotras mismas por acción o por omisión, reconocerlos e integrar nuevas formas de autocuidados.

“Comenzar a “voltear los ojos” hacia nosotras mismas es el primer paso para aplicar los autocuidados a nuestra vida”

No sientas culpa; si te dedicas tiempo, tus hijas aprenderán que el autocuidado es valioso.

Atendernos física y emocionalmente, es una forma integral de atender nuestra salud, muchas veces nos desatendemos sin saber el gran impacto que esto tiene en nuestras vidas. De preferencia, debemos de buscar apoyo profesional. Recordemos que la salud mental o emocional es igual de importante para realmente ver por nuestra salud en una forma más completa.

Lo que sucede en casa es de vital importancia, Ana Lagarda nos explica que debemos de identificar y hacernos conscientes de cómo los roles de género nos han ido indicando cuáles son las actividades “propias de las mujeres” y cuáles “propias de los hombres”.

“Muchas veces se pone más atención en los demás como en la pareja y en los o las hijas, pasando por alto nuestra propia atención. Esto ha sido reforzada por cultura y las formas patriarcales de crianza”.

Lo anterior afianza que la carga de trabajo de crianza, doméstica y mental sea más cargada hacia la mujer, y ponga en segundo plano, o nulifique, su espacio y autocuidados.

¿Qué se recomienda hacer para combatir esto? Ana nos comenta que podemos comenzar a cuidarnos con actividades simples y cotidianas, como:

  • Dedicarnos un tiempo solo para nosotras en actividades que no tengan nada que ver con los otros.
  • Buscar tener un grupo social tanto con la familia como con amistades.
  • Atendernos en nuestra salud física y emocional; son importantes los chequeos propios de la mujer, como papanicolao, mamografía, ultrasonido mamario, chequeo de laboratorio general y otros.
  • No malpasarnos con las horas de comida, ni las de sueño.
  • Vivir nuestra sexualidad de acuerdo a nuestros deseos, necesidades e intereses.
  • Cuidar y negociar los métodos de anticoncepción y para evitar enfermedades de transmisión sexual.
  • Tratar de comunicar nuestros sentimientos, deseos, necesidades y preocupaciones de forma directa y asertiva.
  • Fomentar el sentido de cooperación en las responsabilidades y actividades de la vida diaria, por ejemplo las actividades del hogar con la pareja y familia.
  • Evitar consumir sustancias adictivas o dañinas, en especial cuando estamos desesperadas o en crisis. Esto incluye la comida en exceso.
  • Establecer relaciones basadas en el respeto y el afecto para nosotras y los demás.
  • Procurar ponernos metas a corto, mediano y largo plazo, incluso pensar en pequeños cambios positivos para nosotras mismas.
  • Procurar crecimiento espiritual.
  • Si podemos hacernos responsables, tener mascotas, y plantas.
  • Y muy importante: comenzar en trabajar el poner límites a personas o situaciones que nos generen angustia o nos pongan en riesgo.

¡Gracias por leer esta serie de autoestima! Las anteriores fueron  y ¿Por qué nos enganchamos en relaciones conflictivas?.  Ya estamos preparando algo más sobre empoderamiento que esperemos te guste.


  • Ana Lagarda es licenciada en psicología clínica, maestra en terapia familiar, y facilitadora de grupos de reflexión para mujeres.
  • ¿Necesitas apoyo? Contáctala en ana_lagarda@hotmail.com

2 comments

  1. Laura Rodríguez 26 agosto, 2017 at 19:04 Responder

    Me encantó, honestamente este asunto del autocuidado, siendo mamá a veces resulta bastante difícil, porque nuestra prioridad es nuestra familia. He descubierto que hay días en los que ni siquiera me he visto al espejo con detenimiento, por vivir en el acelere para atender a los demás. Gracias por este tipo de artículos que nos recuerdan que debemos cuidarnos a nosotras mismas 🙂

    • Alejandra A 26 agosto, 2017 at 22:07 Responder

      Qué bueno que te gustó, Laura 🙂 Esa es la idea, que aprendamos a cuidar de nosotras.
      Muchas gracias por pasar a comentar <3

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compartidos